5 recomendaciones para evitar una subluxación vertebral

subluxacion-vertebral

El origen de la subluxación vertebral puede pasar inadvertido por quien lo padezca, pero conforme pase el tiempo puede dar la cara a través de distintos síntomas y dolencias. Una subluxación puede darse por una caída mientras practicabas algún deporte, tras un accidente de tráfico, por continuas posturas inadecuadas frente al ordenador, mala alimentación, exceso de estrés o sedentarismo.

Consejos para evitar una subluxación vertebral

La subluxación aparece cuando el cuerpo no ha sido capaz de adaptarse a diversas situaciones de estrés. Provoca una pérdida de la posición óptima de la vértebra o la disminución del movimiento entre varias vértebras. Esto produce un descenso del flujo de información de los nervios ubicados en la médula espinal. 

Para evitar que esto ocurra y desencadene diferentes trastornos y desequilibrios en tu organismo, es importante tener en cuenta estas recomendaciones:

  1. Evita situaciones de estrés laboral y familiar que puedan provocar una subluxación vertebral. 
  2. Mantén una buena alimentación e hidratación.
  3. Aprende a manejar las situaciones tensas para que tu cuerpo pueda afrontar el estrés.
  4. Adopta una buena postura si trabajas sentado más de dos horas seguidas, los discos intervertebrales necesitan hidratarse. Dale a tu cuerpo un respiro, levántate y camina un poco. 
  5. Acude a un especialista quiropráctico cuando notes que tu cuerpo no responde con normalidad. 

 

El estrés al que te sometes puede estar detrás de una subluxación vertebral

Síntomas como el vértigo, migrañas o visión borrosa podrían manifestarse de manera ocasional o durante un período largo de tiempo. Cuando nos enfrentamos a distintas situaciones de estrés, nuestro cuerpo pierde la capacidad de adaptación y provoca subluxaciones vertebrales. Estas circunstancias son:

  • Estrés químico: exceso de ingesta de sustancias como la cafeína, alcohol o nicotina, así como por deshidratación o alimentación poco saludable. 
  • Estrés físico: debido a una mala postura, sedentarismo, por exceso de trabajo físico, una mala postura al levantar peso o una fuerte caída o accidente. 
  • Estrés emocional: provocado por situaciones límites como tensión en el trabajo, en las relaciones, ansiedad o preocupaciones que se manifiestan a través de tu cuerpo. 

 

La quiropráctica corrige las subluxaciones mediante ajustes vertebrales específicos. Se aplica sobre la columna vertebral con movimientos de baja amplitud y alta velocidad, no producen dolor ni efectos secundarios. El objetivo de estos ajustes es el de localizar, corregir y prevenir la subluxación vertebral

Desde Quiroglobal, centro quiropráctico en Sevilla, queremos ayudarte a mejorar tu calidad de vida. Gracias al empleo de técnicas manuales, corregimos la subluxación vertebral sin efectos secundarios. ¡Pide tu cita! 

 

 

5 motivos que pueden provocar una contractura en l...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 17 Abril 2021

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.quiroglobal.com/