5 motivos que pueden provocar una contractura en la espalda

contactura-de-espalda

Seguramente más de una vez te hayas llevado la mano a la espalda tras sentir rigidez, limitación de movimiento, o incluso dolor. ¡Es posible que sufras una contractura en la espalda!

Las contracturas se deben a una contracción involuntaria de alguna musculatura o conjunto muscular en nuestro cuerpo y provoca tensión en el mismo de forma prolongada. Puede que padezcas una contractura y no sepas qué ha ocurrido para llegar a este punto, ya que los orígenes de una contractura en la espalda pueden ser muy diversos:

 

  1. Sedentarismo: permanecer durante un periodo de tiempo largo en una misma postura trabajando y no compensando con ejercicio físico puede llevarnos a padecer una contractura de espalda.
  2. Músculo débil y sobresfuerzo: cuando tenemos debilidad en algún músculo en particular y de manera espontánea decidimos realizar un movimiento enérgico, la movilización de las fibras del músculo puede provocarnos un espasmo y, por consiguiente, una contractura muscular —el músculo intenta protegerse y evitar una rotura o daño mayor—. Así que ten cuidado a la hora de hacer movimientos bruscos.
  3. Malas posturas corporales: se produce de manera lenta y progresiva. No ser consciente de tu postura corporal puede desarrollar una contractura en la espalda. Por ejemplo, puede darse en personas que trabajan 8 horas sentadas en una oficina; o tras haber mantenido una mala postura durmiendo durante un periodo de tiempo prolongado, esta es la famosa tortícolis.
  4. Deshidratación: la falta de agua y de otros elementos como el potasio o magnesio provoca una irritación en el músculo que puede derivar en una contractura en la espalda. 
  5. Estrés: el músculo entra en un estado de contracción mantenida, debido a la constante tensión. Con el estrés emocional muchos lo manifestamos en alguna zona de nuestro cuerpo, como los trapecios o el cuello, pudiendo provocar una contractura en estas zonas. 

 

¿Qué puedo hacer para prevenir una contractura en la espalda?

Ya conoces los posibles orígenes que provocan una contractura en la espalda, pero ¿cómo puedes prevenirlo? Presta atención a estos consejos para evitar que tu espalda sufra:

  • Cuando vayas a levantar una caja u objeto pesado, flexiona las rodillas, mantén la espalda recta y contrae el abdomen. Esto ayudará a evitar un sobresfuerzo de los músculos de tu espalda.
  • Si eres de esas personas que trabaja sentado, levántate cada cierto tiempo; nuestros discos intervertebrales (almohadillas entre las vértebras de la columna) están muy vascularizados y agradecerán el cambio de postura. Puedes aprovechar para desarrollar tareas que no requieran estar quieto, como hacer una llamada.
  • Realiza pequeños ejercicios a diario. Obviamente debes calentar de manera previa el músculo. Y, por supuesto, después de la actividad realiza estiramientos de manera correcta, sin forzar y siempre en frío, para que el efecto del mismo sea mucho mayor.
  • No te olvides de beber agua y comer de forma sana. Sí, mantener un peso saludable ayuda a prevenir dolores de espalda y lesiones de rodillas, muy comunes en personas con sobrepeso
  • Duerme las horas necesarias para que tu cuerpo no acumule tensión y evita el estrés tanto postural como emocional. 

Pero si el dolor ya ha llegado a tu espalda, no intentes tratarlo por tu cuenta. Lo ideal es ir a un quiropráctico que pueda valorar el origen del problema y ponerle solución de inmediato, además de prevenir futuras lesiones.

 

 

5 recomendaciones para evitar una subluxación vert...
Medidas COVID-19 de nuestro centro quiropráctico e...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 17 Abril 2021

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.quiroglobal.com/